Categorías de productos

Novedades / Promociones

Fototipo y Factor de protección solar

El sol es imprescindible para nuestro día a día. Aproximadamente el 90% de la vitamina D sintetizada por nuestro organismo se deriva de la radiación solar, fundamental para fijar el calcio en nuestros huesos. Con tan solo 5-10 minutos de exposición solar 2 o 3 veces por semana es suficiente, pero en esta época del año se prolonga mucho más dicha exposición. Al tomar el sol de forma excesiva es cuando éste se convierte en un peligro para nuestro organismo.
 
 
¿Quién es el responsable de los efectos perjudiciales del sol?
Los efectos más nocivos para nuestro organismo son producidos por la radiación ultravioleta (UV), en concreto, UVA y UVB.

UVA: menos energética pero más abundante que UVB es la responsable de hasta un 95% de la radiación ultravioleta total que llega a la Tierra. Penetra profundamente en la piel llegando a la dermis. A diferencia de los rayos UVB, los UVA están presentes todo el año, manteniendo la misma intensidad independientemente de la estación. Los rayos UVA son la principal causa del fotoenvejecimiento o envejecimiento prematuro de la piel, dando lugar a manchas, arrugas y flacidez.

UVB: su intensidad varía según la estación del año, la hora del día y el lugar geográfico. Penetran solo en las capas superficiales de la epidermis, por este motivo son los que nos broncean la piel pero también son los principales causantes de las quemaduras solares y del enrojecimiento de la piel.
 
descárgate el artículo
 
 
ArchivoTamaño
Fototipo y Factor de protección solar.pdf2.24 MB