Categorías de productos

Novedades / Promociones

La Caspa

 

 

La caspa

Qué la causa y cómo podemos liberarnos de ella

 

¿Qué es la caspa?

La caspa puede ser una de las principales casusas de baja autoestima, timidez, complejos, etc. y la gente que la padece busca soluciones que le ofrece la publicidad, no siempre con éxito. La caspa es un molesto problema que afecta a millones de hombres y mujeres en todo el mundo.

 

Es un problema estético que salta a la vista por la presencia de escamas blancas en la ropa, sobre todo en la parte de los hombros, pero afortunadamente existen excelentes alternativas para combatirla y mantenerla a raya.

 

La caspa es una descamación excesiva del cuero cabelludo que provoca la aparición de unas escamas homogéneas y agrupadas, visibles para la persona afectada y para los que están a su alrededor. Las escamas aparecen como capas en el cabello y en mayor o menor grado sobre la ropa o las almohadas.

 

A pesar de que es normal que las células de piel se mueran y formen hojuelas, algunas personas, ya sea crónicamente o como resultado de ciertas dolencias, experimentan una cantidad anormal de éstas, lo cual suele ser acompañado de enrojecimiento e irritación. Teóricamente se la conoce como Pityriasis capitis, relacionado con el hongo Pitirosporum ovale, un hongo capaz de hidrolizar el sebo presente en el cuero cabelludo de cualquier individuo normal. No se sabe fehacientemente si este hongo es el origen de la caspa ya que algunos expertos también aseguran que la fatiga, el estrés o problemas digestivos pueden favorecer su aparición.

 

La mayoría de las causas pueden ser tratadas con un champú especializado o con remedios caseros comunes.

 

¿Qué causa la caspa?

La causa de la caspa es un microorganismo llamado Malassezia globosa que pertenece al reino de los hongos. Este hongo está presente en la piel humana normalmente y solo causa síntomas a algunas personas.

 

El Malassezia G. se alimenta del sebo que escretan las glándulas sebáceas de la piel, y es por este motivo por lo que no presenta problemas hasta que no se llega a la adolescencia.

 

La caspa no solo está presente en el pelo de la cabeza, ya que la caspa aparece donde este hongo está presente, y este está presente en las zonas de la piel que tienen una gran porcentaje de glándulas sebáceas generadoras de sebo.

 

Estas zonas son el cuero cabelludo, todas las áreas del cuerpo que tienen pelo (cabeza, cejas, barba, axilas, etc.), y las zonas del cuerpo ricas en sebo como son la cara (principalmente la frente, zona de las orejas, entrecejo y extremos de la nariz), las orejas y el tercio superior del tronco (tanto tórax como espalda). La piel de muchas personas suele reaccionar cuando el número de individuos de este hongo es elevado aumentando la velocidad de regeneración celular y consecuentemente produciendo una mayor cantidad de  piel muerta, que es el signo más visible de la caspa.

 

A pesar de que actualmente se tiene claro que la causa de la caspa es un hongo, no se la considera contagiosa ya que solo algunas personas terminan manifestando esta sintomatología. No obstante hay que saber que este organismo está presente en prácticamente todos los humanos y en la mayoría de los animales.

 

Hay factores añadidos que pueden hacer que la caspa aparezca como son el estrés, la excesiva  sudoración, una dieta demasiado ácida, un desequilibrio hormonal, champús con un pH desequilibrado, o incluso abrasivos, las permanentes o incluso el tinte pare el pelo.

Remedios contra la caspa

1 Si la caspa que padeces es causada por un hongo, lo mejor que puedes usar es aceite de árbol del té. Es un poderoso fungicida y desinfectante. Agrega unas gotas a tu champú y úsalo regularmente. También puedes usar un champú que contenga aceite de árbol del té en su fórmula.

 

2 El segundo mejor remedio para la caspa es la ortiga. Prueba elaborar un remedio casero mezclando ortiga con menta y sidra de manzana. Aplícalo como un enjuague después de tu champú, y tendrás resultados en pocos días.

 

3 Si tu problema es crónico o muy intenso, puedes utilizar un jabón de azufre. Úsalo en lugar de un

champú o mézclalo con uno neutro, libre de fragancias y de derivados del petróleo. El azufre también es un importante auxiliar para combatir la caída del cabello.

 

4 Evita estresarte. No importa qué remedio uses, un problema de caspa no se resuelve en un día. Rascarte y eliminar la piel seca es un problema temporal, pero que puede causar irritación y aumentar los problemas en el futuro. Además, el estrés disminuye la capacidad de tu sistema inmunológico y por lo tanto reduce tus posibilidades de combatir efectivamente la caspa.

 

¿Cómo ayudar a evitar que la caspa vuelva?

Todos sabemos que los hongos se reproducen nuevamente con el tiempo y las condiciones adecuadas, así que hay que evitar que vuelva a aparecer una vez que nos hemos librado de ella. Podemos seguir estos pasos:

 

>> No maltratar el cabello con productos agresivos. Se puede usar siempre un champú anticaspa con componentes regeneradores, calmantes y depurativos.

 

>> Si tienes antecedentes de caspa o si la estás padeciendo, asegúrate que ninguno de los productos que utilices para el pelo contenga alcohol. El alcohol acelera la formación de escamas y hace que el problema sea más visible.

 

>> Utilizar agua tibia para el lavado del cabello y para enjuagar agua fría para reactivar la circulación sanguínea y fortalecer la piel del cuero cabelludo.

 

>> Cepillarse el cabello regularmente para evitar que el hongo vuelva a aparecer y crecer.

 

>> Reducir al máximo productos de tipo gel fijador, ceras, laca, etc., puesto que estos productos dañan el cuero cabelludo si no se lava bien el pelo. También hay unos excelentes fijadores con base suave, los cuales sí serían apropiados.

 

>> Asegurarse de seguir una dieta equilibrada, con pocos alimentos ácidos y aumentar los alimentos ricos en vitaminas y en proteínas vegetales.

 

 

ArchivoTamaño
La Caspa92.44 KB