Categorías de productos

Novedades / Promociones

La importancia de hidratar y nutrir la piel

 

La importancia de hidratar y nutrir la piel

La hidratación diaria de nuestro rostro es muy importante y es un cuidado básico para todo tipo de pieles. A partir de los 30 años la hidratación no es suficiente y la epidermis necesita también de elementos nutritivos. Las pieles más jóvenes, apagadas o fatigadas, requieren de un mayor aporte de agua y sustancias que faciliten su fijación. Éstas pieles mejoran con una crema hidratante de día cuya función es la de restablecer el llamado Manto Hidrolipídico de la piel. En el caso de pieles más maduras, con líneas de expresión se necesita un cuidado extra. La crema hidratante de día, se asociará a una crema de noche rica en nutrientes.

Nutrir

Las cremas nutritivas tienen por objetivo devolver a la piel los elementos nutritivos que por distintos factores se pierden, evitando la formación de finas líneas, arrugas y surcos. La nutrición está relacionada con el aporte de lípidos y vitaminas a la piel. La piel necesita de estos nutrientes para garantizar los procesos de renovación celular, restablecer el film hidrolipídico y reforzar la barrera natural de la piel, la defensa que tiene para protegerse de los efectos de las agresiones externas –radiación solar, sequedad, viento–, principales causantes del envejecimiento prematuro. Hasta los 30 años la piel es capaz de realizar de manera natural todos estos procesos. Pero llegada esta fecha las células comienzan a tener más dificultades y el proceso se ralentiza. Es entonces cuando necesita de una ayuda extra en forma de cosmética nutritiva que supla este desgaste y le ayude a realizarlo con normalidad.

Hidratar

Las cremas hidratantes dan el agua que necesita cada piel y conservan su humedad. Para una correcta hidratación de la piel los niveles de agua óptimos para esta zona deben oscilar entre el 10% y el 20%, por debajo de este % la piel es más frágil, pierde elasticidad, se vuelve áspera y apagada. Este aporte debe hacerse desde el interior, bebiendo al menos 2 litros de agua diarios, y desde el exterior, con cosmética hidratante rica en vitaminas y ácidos grasos esenciales que ayuden a captar el agua y evitar su evaporación El mejor momento para hidratar es después de la tonificación pero hay que esperar hasta que los poros de la piel se hayan cerrado un poco antes de la hidratación de la cara o la aplicación de maquillaje. Elegir una crema hidratante y nutritiva no es tan difícil como puede parecer. Se necesita saber qué tipo de cutis se tiene y el rango de edad para elegir un producto que además de darle luminosidad a la piel, también ayude a combatir los signos de la edad.

Piel de normal a seca

Este tipo de piel tiene en la ‘zona T’ (frente, nariz y mentón) la piel normal, pero en las mejillas existe una sensación de tirantez, ya que no genera grasa o genera muy poca.

Piel mixta

Es el tipo de piel más común. Tiene en la ‘zona ‘T’ grasa, brillo y puntos negros, pero en las mejillas la piel es normal.

Piel grasa

Todo el rostro es graso y aplicar una crema facial a veces da la sensación constante de tener grasa en la piel.

 

 

ArchivoTamaño
La importancia de hidratar y nutrir la piel.pdf130.04 KB