Categorías de productos

Novedades / Promociones

Arcilla Blanca Superfina

Arcilla Blanca Superfina
R. CAT004

Propiedades
La arcilla es un tipo de suelo originado por la metamorfosis de roca que es naturalmente rica en sales minerales. Se encuentra en depósitos de mayor o menor tamaño y, en la mayoría de los casos, se extrae de yacimientos al aire libre. Fue el primer remedio natural conocido por el hombre y ha sido empleado durante siglos por sus beneficios terapéuticos. Muchas civilizaciones (egipcios, griegos, indios, chinos), han usado arcilla para cuidar y proteger la piel y el cuerpo. La arcilla destaca sobre otros elementos por su capacidad absorbente y adsorbente -lo que significa que intercambia impurezas y toxinas absorbidas por minerales beneficiosos.


La arcilla blanca, caolín, se encuentra entre las más suaves con la piel. En Francia se encuentra en la Bretaña y en la zona de Limoges.
 

La Arcilla Blanca Superfina Cattier se utiliza para preparar mascarillas de belleza y cataplasmas por sus beneficios sobre la piel y el cuerpo. Por su pH neutro, es especialmente adecuada para el cuidado de las pieles secas y sensibles. Al no ser alergénica, es idónea para el cuidado de la delicada piel de los bebés, pudiéndose utilizar como talco. Es antiséptica y cicatrizante, por lo que también es apta para el cuidado de pieles irritadas. Descongestiona, rejuvenece, elimina impurezas y toxinas, revitaliza y calma la piel, al mismo tiempo que promueve la regeneración de las células. Gracias a su alto contenido de micronutrientes, proporciona a la piel y al cuerpo minerales y oligoelementos.

Arcilla blanca superfina (77 micras) para preparación de mascarillas, cataplasmas y baños para suavizar la piel.

Composición (INCI)
Kaolin

Consejos de utilización
Preparación de la pasta de arcilla: Verter la cantidad deseada de arcilla en un recipiente no metálico. Añadir un volumen de agua (si es posible, mineral) que cubra totalmente la arcilla. Dejar reposar alrededor de media hora, después remover con una espátula no metálica hasta obtener una pasta fina.

Mascarillas: Aplicar una capa gruesa sobre la cara y el cuello evitando el contorno de ojos y labios. Dejar actuar durante 15 minutos aproximadamente, sin permitir que la mascarilla seque completamente sobre la piel. Aclarar  con agua tibia y secar la piel con una toalla de algodón. Para completar el tratamiento aplicar crema hidratante Cattier.

Cataplasmas: Con una espátula no metálica, extender una capa de arcilla de 2 a 3 centímetros de espesor sobre un tejido natural. Aplicar la cataplasma directamente sobre la piel y fijarla con un vendaje suave. Si la piel está irritada, poner una gasa fina entre la piel y la arcilla. Cuando la cataplasma esté casi seca, retirarla y eliminar los restos de arcilla con agua tibia, después secar la piel con una toalla de algodón.

Baños para suavizar la piel: Verter de una a dos cucharadas de arcilla en un vaso  grande de vidrio, añadir agua mineral y agitar con una cuchara no metálica. A continuación, agregar la mezcla al agua del baño. Se puede utilizar junto con aceites esenciales.

Presentación
200 g