La vitamina D3, la gran aliada del sistema inmune

La vitamina D3, la gran aliada del sistema inmune

La Vitamina D3, un nutriente imprescindible

A la hora de hablar de nutrientes para las defensas siempre pensamos en la vitamina C, el zinc, las setas, algunas plantas, etc.

Pero tenemos una vitamina liposoluble que es la gran olvidada y a su vez imprescindible, la VITAMINA D3.

Además de sus efectos sobre el esqueleto y el estado de ánimo, se ha descrito que la vitamina D3 presenta acciones sobre la función inmunitaria, tanto a nivel de:

  • Inmunidad innata, que serían nuestra primera línea de defensas frente apatógenos. La manera que nuestro organismo responde cuando es atacado y no tiene memoria.

  • Inmunidad adquirida, esa que vamos generando con el paso del tiempo al estar en contacto con procesos infecciosos y alérgenos. Esta sí tiene  memoria y nos confiere inmunidad a lala inmunidad adrgo plazo, una protección de por  vida.

¿Cómo actúa la Vitamina D?

La vitamina D3 ejerce influencia directa sobre unos 200 genes del organismo a través del receptor de vitamina D o VDR, los podemos encontrar a lo largo de todo el genoma humano para influenciar en la expresión genética. 

Estos receptores VDR también se han encontrado en más de 30 tejidos diferentes, incluyendo el corazón, el intestino, el hígado, los riñones, los pulmones, y distintas células del sistema inmunitario, tanto en el timo como en los linfocitos T y B de la medula ósea.

  • Podemos obtener la vitamina D3 de forma exógena, del exterior, mediante la ingesta de alimentos que contengan esta vitamina, como el huevo, la leche y otros derivados lácteos, las ostras, el pescado graso como el salmón, el atún o la caballa. En verdad, pocos alimentos contienen vitamina D3 de manera natural, por eso puede ser difícil obtener un aporte suficiente solamente con la alimentación.

  • También podemos obtenerla de forma endógena, fabricándola nosotros mismos.  A partir del colesterol y gracias a la acción de los rayos solares nuestro organismo es capaz de fabricar vitamina D3. Aunque es necesario que el sol  de directamente sobre la piel de la cara, brazos, espalda o piernas, sin protector solar, para que esto se produzca.



Las personas que no viven en lugares soleados no producirán suficiente vitamina D3. La piel expuesta a la luz solar en espacios cerrados a través de una ventana tampoco producirá vitamina D3. 

Los días nublados, estar a la sombra y tener la piel oscura también disminuyen la cantidad de vitamina D3 que nuestra piel produce.

Suplementación y requerimientos:

Por las razones antes citadas, es muy probable que necesitemos suplementar nuestra dieta con vitamina D3.

Ya hemos mencionado la dificultad de obtener niveles suficientes a través de la alimentación y estudios recientes indican que un gran número de personas no reciben suficiente luz solar, estar más encerrados en casa y el uso indiscriminado de protectores solares, tampoco nos ayuda.

La cantidad de vitamina D3 que cada persona necesita depende de la edad, el sexo, y otros factores como el embarazo y el estado de salud.

Las personas de más de 50 años necesitan cantidades mayores de vitamina D3 que personas más jóvenes.

Los requerimientos diarios mínimos para un adulto son 400 UI o 10 µg al día y las ingestas adecuadas se acercan a los 600 UI o 15 µg al día en Europa, pero el límite superior seguro establecido (Upper Levels) para la vitamina D3 es:

  •  1000 a 1400 UI/día para lactantes

  •  2000 UI/día para niños de 1 a 10 años

  •  4000 UI/día para niños de 11 años en adelante, adultos y mujeres embarazadas y en lactancia.

Curiosidades:

Se especula que la estacionalidad de la gripe podría relacionarse con la reducción de la radiación solar y por tanto tener menos niveles de vitamina D3. 

En estudios epidemiológicos se ha descrito que la gripe ocurre después del solsticio de invierno, casualmente el perío
do del año en el cual los niveles de vitamina D3 son menores.

Se ha demostrado que las personas con la piel oscura tienen mayor susceptibilidad de desarrollar tuberculosis que los fototipos más claros, esto se asocia a que tienen niveles más bajos de vitamina D3.

Se atribuye que la concentración de vitamina D3 puede modificar el riesgo de padecer infecciones respiratorias como las neumonías, a parte de su rol inmunomodulador, la deficiencia de vitamina D3 disminuye la fuerza del diafragma y de los músculos intercostales. Así que no os olvidéis de esta estupenda vitamina, una gran aliada para nuestras defensas.

La marca Natures Plus, experta en salud natural, formula complementos alimenticios que restauran los niveles nutricionales del organismo, aportándole la máxima energia y bienestar. 

Entre otros, pone a tu disposición tres complementos de Vitamina D3. Clica sobre el enlace para obtener más información sobre cada producto:  



NATURES PLUS VITAMINA D3 / K2

NATURES PLUS LÍNEA GARDEN VITAMINA D3

NATURES PLUS VITAMINA D3 LÍQUIDA

Publicaciones Relacionadas: